28.4.17

Extractos de creatividad

Recibí una beca para asistir al V Encuentro de IBBY Latinoamérica y el Caribe, un congreso de literatura infantil y juvenil realizado este año en el marco de la feria del libro de Buenos Aires. Allí estuve esta semana y aún estoy asimilando lo que aprendí.

No voy a entrar en cuestiones teóricas de la LIJ porque capaz terminás abandonando este post antes de tiempo. Prefiero compartir extractos sueltos, puntos que pude anotar de algunos encuentros y que me parece que se vinculan con el tema favorito del Circo: la creatividad.

Maria Teresa Andruetto, grosa si las hay, hizo la conferencia de apertura del evento, titulada de "Resistencia". Entre tantas cosas geniales que siempre dice me quedé con "nada es fácil cuando es verdadero el camino de búsqueda hacia la obra". También habló en "partir de algo interior para encontrar una forma", porque "lo que conmueve es la verdad, una verdad que se descubre mientras se escribe y se lee". Nombró a Cartier-Bresson, a Jacques Rancière y apuntando directo al blanco del tema de su charla dijo que siempre nos es más fácil aceptar ser dichos por otros, que somos hablados por otros y que resistir a eso es lo más difícil. Lo más fácil de encontrar es lo ajeno, y la palabra propia, lo más difícil. Dijo que un libro puede ser un espacio para encontrarnos. Me quedé pensando que sí, y que en otras creaciones también podemos.

María Wernicke y Pablo Bernasconi compartieron el panel llamado "Todo en uno", porque ambos son autores integrales, o sea, escriben e ilustran sus propios libros. Wernicke habló sobre fallar, sobre los intentos que hizo y que no tuvieron la respuesta esperada. Dijo que antes pensaba que tenía que encajar, y que para eso se proponía "temas", lo que generaba un resultado superficial. Había una ausencia de conflicto en sus proyectos. Hoy trata de no superponer, de dejar que cada lenguaje diga lo suyo, y de expresar lo que necesita expresar. Bernasconi también habló sobre una "responsabilidad de expresión" para no estar pendiente de los pedidos del mercado. Dijo que aprendió a valorar los experimentos gracias a sus padres científicos, que creció aprendiendo que un experimento genera angustia y frustración, pero que eso no impide de volver a probar. Para él, intentar domar la imaginación es un error.

Juan Lima no participó del encuentro, no dio ninguna charla, pero mientras iba con mis colegas de cursada a uno de los paneles lo vimos con sus pelos al viento, por Corrientes. "Ehhh, Juan, VIVA LA POESÍA", quisimos gritar del otro lado de la avenida, como para achicar un poco el anonimato de nuestra admiración. La idea llegó unos segundos después del momento ideal - o nos dio un poco de vergüenza, no sé. Mientras él se alejaba, nos imaginamos distintas reacciones, del poeta y de la gente alrededor.

Cecilia Pisos participó de un panel llamado "La poesía sigue en pie" y dijo que es un encuentro que muchos aún tenemos pendiente. Que además de permitirnos acceder a la belleza del mundo, la poesía serviría para ayudarnos a pensar. Recordó (pidió recordar siempre) a Gianni Rodari y el concepto de que el juego de la adivinanza nos gusta porque es una experiencia de conquista de la realidad.

Istvansch estaba encargado del panel "Ilustrar es un decir". Habló de su trabajo y dio una verdadera clase de ilustración, o sea no de dibujo, pero sí sobre cómo crear una imagen que represente una idea. Para él, la ilustración no debería repetir el texto y, sí, expresar lo que el texto calla. Dijo que el autor de una obra debe plantear conflictos que el lector tenga que resolver por si solo. Y también dijo que hablamos de "calidad" de los libros como si habláramos de quesos y yogures. Nos hizo reír.

Sé que son muchos nombres, que hay gente que capaz nunca ni escuchaste nombrar. La mayoría no hacía parte de mi vida hasta que empecé a estudiar literatura infantil. Hoy no deja de sorprenderme la visión que tienen sobre distintos procesos creativos. Ojalá algo de ellos te pinche, te pique, o te resuene.
© Circo GolondrinaMaira Gall