10.4.17

Así fue el Seminario de abril

Lluvia anunciada para la tarde y yo pensando "ojalá la tormenta llegue después que empecemos el Seminario". Por otro lado, me daba vueltas en la cabeza el desafío que siento todas las veces que hablo sobre creatividad: ¿cómo compartir lo que parece obvio, pero no es? 

A las 15h arrancamos haciendo un ejercicio para entrar en calor y, al mismo tiempo, para bajar la agitación de la llegada (uno se cambia, sale de casa, se toma un bondi, un subte o maneja para llegar, busca la dirección, toca timbre, hola qué tal, un saludo, otro saludo, busca dónde sentarse, deja sus cosas...).

Hablamos sobre despejar el camino creativo, sobre identificar y saltear bloqueos, y nos propusimos conectarnos con distintas fuentes de inspiración.

Justo en el corte para merendar algo y tomar unos mates, llegó la lluvia. De pronto estábamos entre tormenta de agua y tormenta de ideas. Muy linda - y adecuada - energía.

Retomamos y nos pusimos a jugar más, insistir más y aceptar más.

La lluvia aflojó en el momento justo, para que cada participante pudiera volver a casa. Seminario concluido y la certeza de que el mayor deseo de la creatividad es que nos pongamos a crear.

Terminé el día muy contenta, deseando que el contenido y las experiencias del encuentro intensivo sigan resonando a largo plazo.

© Circo GolondrinaMaira Gall