25.1.17

La necesidad de un CAFUNÉ

Cafuné por Marija Tiurina
Ya sé que la palabra más famosa del portugués es saudade. Porque suena muy lindo, porque se hizo popular en versos de canciones. Porque es una palabra justa para extrañar y sentir nostalgia a la vez.

Pero tengo ganas de hablar de otra palabra hermosa del mismo idioma: cafuné. Tiene origen africana y significa acariciar la cabeza de alguien, para hacer dormir o relajar.

Después de escribir este post me quedé pensando en como, de vez en cuando, es tan necesario recibir un simbólico cafuné. De parte de alguien que queremos o, incluso, de un completo desconocido. Un mimo de la vida, digamos.

A veces, todo lo que necesitas es que tu mamá te diga de la nada que te admira mucho porque sos una persona obstinada. Que tu papá difiera de vos en muchas opiniones pero se jacte con los demás por tener un hijo o una hija con una mirada única de la vida. Que tu hermano o tu hermana te abracen, solo te abracen. Que tu pareja te diga que es alguien mejor por estar al lado tuyo. Que un amigo o una amiga insista diciendo "dale, que vos podes".

Gestos así me han salvado muchos días, me rescataron de momentos difíciles de todo tipo.

Quiero pensar que también hice mis rescates, por eso me parece que el ida y vuelta acá es fundamental. Cuando tengas ganas de un cafuné, cuando sientas que es necesario recibirlo, no te olvides de preguntarte cuánto hace que no le ofreces una caricia a alguien.
© Circo GolondrinaMaira Gall