17.2.16

VOLVER A LA PILE

Olor a cloro y a nostalgia.
Malla siempre corta me quiere doblar el torso, me hace caminar como robot patinando en ojotas.
No soy una persona egoísta hasta que me toca compartir andarivel. La molestia de adecuar la fuerza de mis brazos y piernas según el nado ajeno. Y algunas inseguridades depilatorias.
El silencio ruidoso y montones de ideas organizándose brazada tras brazada.
Una cruz en la espalda y ojos de mapache.
La desnudez cruda, sin pudor y sin glamour en el vestuario.
Crema para el cuerpo. Crema para la cara. Crema para el pelo.
Volver a casa más liviana y relajada.
Nadaría ríos y mares pero vivo en capital. 


© Circo GolondrinaMaira Gall