20.3.13

MUY buenas - y circulares

Conté que estoy guionando en un nuevo proyecto, nueva productora, nuevos compañeros de trabajo? Y es un reality de peleas entre familiares que viven juntos? Y es muy poco edificante, ya lo sé, pero igualmente gracioso y me está haciendo aprender un montón en términos de edición, inclusive a editar?

Conté que finalmente me decidí y envié el formulario al curso anual de guión que dictan JJ Campanella y Aída Bortnik? Y para inscribirse hay que llenar una lista de películas, libros, obras de teatro que gusten y una narración propia? Que, a través de eso, te llaman o no, porque los cupos son limitados? Y que fui seleccionada y ya vimos Casablanca y Sueños de un seductor y me morí de la risa? Y que hoy es la primer clase con Aída y estoy así como bastante ansiosa y un poquito nerviosa?

Conté que, cansada del pilates, del gimnasio pero no de la corrida, decidí hacer danza aerea para complementar? Y que es lo más divertido estar colgada del techo por una soga elástica atada a un arnés en mi cintura? Y que te duele TODO después de las primeras clases hasta que descubrís que lo mejor es usar una calza de neoprene? Y que hago esto porque entendí que para subir hay que volar?

Conté que para Navidad ligué el regalo más lindo del mundo? Que ahora tengo en el living un tocadiscos antiguo que no para de sonar? Y que les robé unos discos a mis viejos que no fueron usados por más de 20 años y estaban en perfecto estado como esperándome? Y que ahora, más que nunca, me encanta zambullirme en locales de libros y discos usados?

Creo que no llegué a contar nada de eso. Tampoco conté que me enseñaron el término "círculo virtuoso"... Diferentemente de su nefasto opuesto - el vicioso - este círculo gira a través de una energía constructiva. De algo que, para mí, tiene mucho que ver con el constante desear ser lo que uno verdaderamente es. Y, por qué no, llegar a ser lo que ni nos imaginábamos que era posible.
Entonces, aún en los días en que no todo sale bien en el trabajo, en los momentos en que me cuesta entender lo que necesito aprender o, mismo, cuándo sencillamente ando medio melancólica, prendo el antiguo tocadiscos. Y, mientras observo con atención el vinilo rodando - sea un tango, jazz o algún clásico de Serrat - imagino que es la metáfora perfecta para este círculo virtuoso.

© Circo GolondrinaMaira Gall