1.1.13

El grito sagrado del 2013

Supongo que cada uno de nosotros tiene su cabala de fin/comienzo de año. Puede ser algún tipo de tradición familiar, cultural o mismo algo muy individual, casi secreto. Como un ritual para seguir viviendo, para que las cosas sigan adelante como deseamos.
Lo mío es algo muy sencillo como tratar de dejar lo mínimo pendiente para el año que se viene y, sobre todo, pedir un deseo. Algo muy concreto, que empieza a ser pensado con detalles muchos días antes.
Es el ejercicio de proyectar, de pensar un plan y tenerlo como objetivo a cumplir.
Creo que pongo tanta energía (POSITIVA) en eso que, de alguna manera u otra, siempre se termina cumpliendo.
Por lo tanto, estoy segura que este año no va ser diferente. Y, llegada esta mezcla de día 31 de diciembre con 1 de enero - cierre y apertura de ciclo - ya sé muy bien cuál es mi deseo.
Lo que quiero para mí, lo que voy a concretar en el 2013 es nuestro grito más sagrado: LIBERTAD.
Quiero librarme, sobre todo, de mis prejuicios, de los excesos, de eternos pendientes. Librarme de los peligros de la rutina, de limitar el pensamiento/sentimiento. Librarme de lo que me ata a mi misma y no me deja llegar hacia donde sé que puedo llegar.


Les deseo sonrisas, piecitos cerca del piso pero no tan pegados a él y frente siempre al cielo. Seamos muy felices en el 2013.

FELIZ AÑO NUEVO!
© Circo GolondrinaMaira Gall