29.4.12

Volver

Volver a Río es como volver a casa después de un día de trabajo. Es volver a la casa de los padres, la más nuestra que hay. Es volver a mimar sobrinos, a encontrar amigos, a sentir un calor único que no entra en los termómetros de la calle.
Volver a Río es, sin duda, escaparme un ratito a la playa. Dejar en el mar lo que ya no quiero, lo que no interesa y aprovechar el espacio vacío para las nuevas ideas, conclusiones, nuevos proyectos...
Es un lujo de tiempo y de lugar.
Amo Buenos Aires con mi alma, es el amor de mi vida como ya dije más de una vez. Y tengo una sed de mundo insaciable, viviría en montones de lugares. Pero siento que mi barco, mi barrilete, mi circo tiene algún tipo de ancla por acá.









© Circo GolondrinaMaira Gall