24.12.11

Feliz! Feliz!

Toda Navidad me agarra esta misma sensación, de que estoy esperando. Como quien espera a que sean las 00h00. Esperar la cena riquísima, las copitas de más, las risas. Como quien espera a Papá Noel.
Este año, más que nunca, me gustaría tener un encuentro en persona con Noel (hace 30 años que me engaña, pasa y se va...). Y, antes de pedirle cualquier cosa para el año que viene, quería AGRADECER. Porque 2011 ha sido un año de muchos regalos. De paquetitos que fui abriendo a lo largo de los meses. Como que arranqué con una caja enorme y saqué una cosa. Y adentro encontré otra caja, con otro regalo. Una cajita más y otra sorpresa.
Siento que maduré un montón, que aprendí cualquier cantidad de cosas nuevas. Que soy un pedacito mío que no era hasta hace poco. Y, al mismo tiempo, que volví a ser quien yo era cuando tenia 5, 6 años. Siento haber retomado mi esencia. Me reencontré :o)
Igualmente, yo sé que a Papá Noel le gusta regalar. Entonces, después de agradecerle por todo, sí haría mi pedido.
Creo que le pediría un poco de dulzura. Paquetes y paquetes de azúcar. Porque siento que en el trayecto de madurar y crecer uno va perdiendo la dulzura. Y, aunque considere que aún conservo un buen monto, no cuesta nada almacenar un poquito más.
Pero no solo para mí. Me gustaría que le regalara dulzura a un montón de gente más. A la gente que más quiero. Y también para aquellos que no son tan cercanos pero que, de alguna manera, hacen parte de los caminos por donde me muevo.
De mi parte, deseo que todos tengan una noche muy linda, iluminada (para mi la Navidad es la fiesta del SOL nomas eh) y que les sobre dulzura en 2012.
Beso para quien le gustan los besos, abrazo para quien es de abrazo y una mirada con sonrisa para los más tímidos jaja :o) 
© Circo GolondrinaMaira Gall