31.10.11

Ropa exterior

Ayer, mientras esperábamos para comprar las entradas en el Centro Cultural Recoleta, no pude dejar de admirar los murales pintados de cada patio. Sobre todo el que está enfrente a la boletería de Hombre Vertiente, evento al que queríamos acceder.
Y, como en todo, vi muchas posibles historias. Vi un cuento.
Por ejemplo, que una señora muy pícara decidió que quería volar en su globo de retazos y, como ya no le quedaba más tela, apeló para el final con todo lo que podía y no podía.
Como la ropa interior de alguna chica distraída :o)



 

© Circo GolondrinaMaira Gall