4.7.11

Roedores

No es nada fácil:
1) decidir realmente "qué vas a hacer cuando seas grande".
2) tener la posibilidad de acceder a ese estudio, sea por una cuestión de plata, tiempo o ubicación.
3) aguantar la burocracia, las materias aburridas o innecesarias, los parciales y finales.
4) finalmente recibirte y poder trabajar de lo que te gusta.

Y encima tener que bancar este tipo de cosa en un buscador de empleos:

"Estamos buscando un productor para nuestro programa de deportes. El productor deberá realizar la rutina, contactar a los cronistas y buscar entrevistados, además de estar presente todos los programas. El programa va todos los domingos de 20 a 22 Hs. Aclaramos que es ad honorem y que cada uno de los que integra el programa (incluso el productor) debe tener una publicidad o cubrir ese espacio con 200 pesos por mes. Si tienen más de una publicidad ahí si van a poder tener un rédito económico a favor."
RATAS! Perdón, pero no consigo encontrar otro término. Pensé en "caraduras" pero es muy light.

Hace 8 años que me recibí y, actualmente, tengo la suerte de ya estar bien ubicada en mi profesión, no solo trabajando de lo que me gusta como, también, enseñando a otros lo que sé hacer.
Pero leo ese tipo de cosas (es solo uno entre miles de ejemplos) y me indigno como un estudiante más, que recién empieza y tiene todas las ganas de poner en práctica lo que aprendió. Y recibir lo merecido por eso.

Juro que pensé que al final de publicacion iba leer "que sepa lavar, planchar, cocinar y hacer masajes".
Casi llamo al empleador preguntando "che, seguro? Nada más para agregar?".
© Circo GolondrinaMaira Gall