7.6.11

sonhos, sonhos são

Siempre sueño mucho.
Tanto en el sentido concreto, el de soñar durmiendo y estar en lugares desconocidos, situaciones fuera de lo común, con gente nada que ver. Y, obviamente, en el sentido figurado cuando digo que "cuando no estoy durmiendo yo sueño".
Me acuerdo que era chica y, en una de las tantas veces que fui a la Feria del Libro, supere la vergüenza y me compre un supuesto "diccionario de los sueños". No me agregó nada, por supuesto.
Tengo sueños muy facilmente explicables, que se relacionan directamente con algo que viví en el día o que está por pasar, generados por mi ansiedad. Otros no tan "normales" pero lo suficiente para que un Freud cualquiera lo descifre.
Pero hay días en que realmente no consigo unir ni un hilo, ni un botón con su respectivo ojal.
Esta noche, por ejemplo, soné 2 momentos:

. Estoy en una playa muy linda, de mar bien azul. Muchas piedras. Voy caminando y saltando de piedra en piedra hasta darme cuenta que fui a parar a una piedra muy alta. No tengo como volver atrás. La única opción es saltar al mar. La altura es importante y me da tanto miedo que me mareo y, ni siquiera logro sentarme en la piedra, solo consigo hacer el movimiento de agacharme.
Lo raro: no tengo miedo de altura. De hecho, ya he saltado de piedras tirandome directo al mar, ya salté, inclusive, de parapente.

. Estoy en un café, sentada en una mesa, creo que esperando otras personas. Hablo con la moza que circula y con el hombre detrás del mostrador que sirve los cafés, cortados y etc. Estoy fumando. Mucho. Casi no muevo el cigarrillo mientras hablo. Sencillamente lo saco de la boca y hablo, opino. Y después vuelvo a fumar.
Lo raro: no fumo, nunca tuve el habito de fumar. Y cuando hablo gesticulo como una loca.

Que personajes estaría interpretando!? De dónde los saque y porque los asumí como primera persona?
Pucha, y ahora me falta un año para la próxima Feria del Libro como para ver si conseguía algo mejor...
© Circo GolondrinaMaira Gall