28.2.11

Pensamiento de lunes

Nada que ver, pero vi un programa sobre el asunto y me quede pensando.
Me resulta MUY loco que la gente que necesita un trasplante y toda su familia esté pidiendo a Dios que ayude. Digo, no, porque si lo vamos a traducir sería "Señor, por favor, haga con que otro infeliz tenga un accidente de auto u otra muerte así yo paso a ser feliz en lugar de él".
A ver... no me imagino lo que debe ser estar en el lugar de alguien que lo necesita. Y también entiendo que la necesidad de sobrevivir debe hablar muy fondo en el instinto.
Pero me sigue pareciendo MUY loco pedirle a Dios.
© Circo GolondrinaMaira Gall