18.10.10

Corazón de domingo

Quien me conoce sabe que soy muy sensible/emotiva y, al mismo tiempo, poco dada a lo cursi. Pero el hecho de crecer y madurar nos hace - supongo - permitir, cada vez más, los momentos y conclusiones que podrían servir como acopio de material para guión de novela romántica.
Lo que quiero decir - y si doy vueltas es porque me cuesta un poco escribirlo con todas las letras - es que a veces la vida es mucho más fácil cuando uno ama de verdad a alguien. Y se permite ser amado en la misma proporción. Y, más aún, cuando esa magia se mantiene por una cantidad significativa de tiempo y se puede comprobar como evoluciona y pasa a funcionar sola como algo ya independiente de los amantes.
Uno a veces se enamora - o no necesariamente "de una" - y va construyendo algo porque es lindo, porque nos hace feliz en el momento. Es mucho más corto que largo plazo. Pero, de repente, porque el tiempo pasa rápido, podemos encontrar la sorpresa de un sentimiento que no era esperado. Algo grandioso.
Me explico?
Creo que no.
Pero lo siento eh.
© Circo GolondrinaMaira Gall