31.3.10

Obvio - que no

La única vez en mi vida que fui a una sesión de terapia, la psicóloga me hizo un juego muy interesante. Ella me pidió que la observara y le dijera tres cosas obvias. Estaba sentada adelante mio, tomando agua. Y yo empecé:

_Es obvio que te gusta el agua.
_No, no es obvio_respondió. Estoy tomando agua porque tengo sed y es lo único que tengo a mano.

Y yo:
_Mmm... es obvio que te gusta el color rosa.
_No_ dijo ella. Estoy usando esta remera porque me la regalo mi marido y hoy me viene a buscar a cenar.

Y así seguí, hasta que finalmente entendí qué era OBVIO:

_Es obvio que estas sentada.
_Sí _me dijo ella sonriendo.
_Es obvio que estas tomando agua.
_Sí.
_Es obvio que tenes puesta una remera rosa.
_Sí.

Y como esa ya era mi tercera frase, agregó:
_Viste, Julieta, solo lo obvio es realmente obvio. Y la verdad es que la mayor parte de lo que CONSIDERAMOS obvio, no lo es. Abre los ojos.

No pude seguir la terapia porque salí de allí y en menos de una semana tenia mi pasaje de ida a Buenos Aires. Desistí de algunos miedos "obvios" y me anime a intentar.
Así que bueno... soy un raro ejemplo de cura instantánea a través de la psicología jaja.

© Circo GolondrinaMaira Gall