27.5.09

envidia-no-sana

No se por que pero vivo, casi todos los dias, una contradicción: si a la noche tengo las ideas más gentiles y generosas, a la mañana temprano, aunque no tenga mal humor, se me ocurren los pensamientos más egoístas y vergonzosos.
Hoy, exactamente a las 7:47h, por ejemplo, envidie no-sanamente a una nena que iba aupa de su mamá bajando el colectivo. La pequeña muy pancha, observando la vida tranquila mientras su sacrificada progenitora la abrazaba sosteniendole la capucha. Encima, hasta la campera le envidie!!! Era como un disfraz de oso de peluche, con orejitas y todo, blanquita y muy, muy suavemente abrigada por lo que se veía.
Con el frío que hacia y las pocas ganas de caminar las congelantes cuadras matinales, me sentí la persona más miserable del mundo. Nada de todo lo que puedo llegar a tener, ni material ni espiritualmente, se compara con lo que esa nena tenia hoy a la mañana.
© Circo GolondrinaMaira Gall