2.2.09

Calor

"Ella sintió que todo el sol del mediodía se le eternizaba en las mejillas y un sudor de anticipación le empapaba el corpiño".
.
De lo más femenino que he leído. Realmente, sólo una mujer podría escribir eso. Isabel Allende, en "Regalo para una novia".
© Circo GolondrinaMaira Gall