2.11.08

Primera persona del plural


Me llego hace un ratito asi que va sin autorización previa. Lo hago porque amerita hacerlo:
.
"Paraty, 2 de noviembre de 2008

Recién me despierto, la noche pasada fue espectacular, comida casera, unas copas de vino, una buena película y por sobre todas las cosas, la compañía de Lili, que cada día se me hace mas suave, que cada vez mas, me abriga con su aire tibio y lleno de perfumes, sus manos suaves que me guían a un sueño tranquilo.
Después de algunos días de nubes y poca lluvia, hoy el día me aparece con un sol esplendido, y ahí es que comienza mi necesidad de escribir lo que estoy sintiendo, porque este día tan lindo me hace pensar inmediatamente en mis hijos.
Por qué? Primero no lo se, después pienso en como imagenes y colores nos llevan mentalmente a cosas y personas del pasado o distantes. Hasta que por fin descubro que este día tan lindo, me recuerda a mis hijos no solo por la necesidad de tenerlos al lado mio, apenas porque es domingo, y en otros tiempos seria el día del asadito, las discusiones en la mesa y, por sobre todas las cosas, la risa fácil.
No, no es apenas eso. Me doy cuenta de que este día tan lindo, apenas me dice "yo soy tus hijos, yo soy la luz de Julieta y el calor de Alejandro, yo soy el recuerdo constante, de que sin esas dos cosas vos no serias nunca mas un hombre feliz".
Resuelto el misterio, me sirvo otra taza de café y me dejo llevar otra vez por pensamientos, y de repente, en el medio del extraño momento de angustia y alegría en el que me termine envolviendo, me doy cuenta que hay otras cosas del presente que son igualmente poderosas: la familia que aumenta, un rey león que trae, junto a Cecilia, Pedro y un nuevo príncipe de cachetes gordos, un João de manos firmes y ojos profundos; una imagen de los nietos que la reina del jardín me dará uno de estos días, porque es imposible no imaginar un bando de pequeños seres casi mágicos, revoloteando en torno de esa “Joaninha” llena de alegría.
En fin, amados hijos, permitanme que vuestro recuerdo me deje melancólico, permitanme dejar llevar de las manos, guiado apenas por ese fuego y esa luz que este simple día en Paraty insiste en mostrase para mi.
Un beso enorme de quien a pesar de llorar mucho, hace rato que no se sentía tan feliz.
Con todo mi amor

Papucho"
© Circo GolondrinaMaira Gall